Con absoluta independencia de la actividad profesional que se desempeñe, practicar deporte es una actividad saludable que aumenta tu calidad de vida. Pero claro, a la hora de hacer deporte, el músico se encuentra muchas veces limitado por el riesgo de padecer una lesión que le impida desarrollar su profesión e incluso por la escasez de tiempo libre disponible.

Lo cierto es que la música es una actividad muy exigente tanto intelectual como físicamente y la práctica deportiva reporta una serie de beneficios a los que no se debe renunciar. En un estudio en el que participaron más de 60 músicos profesionales, determinó que el esfuerzo a nivel cardíaco al que se somete un instrumentista durante un concierto es de una intensidad similar a la soportada por un deportista de élite durante un partido de fútbol o una etapa ciclista. Ante tales datos, no cabe duda de que mantenerse en forma es fundamental para un músico profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *